Beatos Luis y Celia

Luis y Celia Martin, Padres de Santa Teresita

 

 

Luis Martin (1823-1894)...

En busca de un ideal

Luis Martin nació en Burdeos el 1823. Hijo de militar, sus primeros años de vida estarán marcados por la movilidad familiar. Después, la familia se instaló en Alençon donde Luis comenzará el periodo escolar.

Aprendió relojería en Rennes, Estrasburgo y París. Estos años fueron muy importantes porque en ellos sintió el deseo de consagrarse a Dios en el monasterio del gran San Bernardo. Su dificultad para dominar el latín le obligó a renunciar a este proyecto. Abrió una relojería-joyería el 1850 en la calle Puente Nuevo de Alençon.

Hasta su matrimonio en 1858, repartió su tiempo entre su trabajo, el dedicado al ocio-sobre todo a la caza- la meditación y el encuentro con los demás. Participó en el círculo Vital Romet, que reunía una docena de jóvenes cristianos alrededor del abate Hurel y descubrió una forma de compromiso social en el marco de las conferencias de San Vicente de Paul.

Tiempo de matrimonio

Su madre, que no se resignaba a verlo soltero, le habló de Celia Guérin con la que aprendía el arte del encaje. Su primer encuentro en el puente sobre el río Sarthe fue determinante. Se casaron un mes más tarde, el 12 de julio de 1858, a las 22h en el ayuntamiento de Alençon y el 13 , a media noche, según costumbre de aquella época, en la Iglesia de Nuestra Señora.

Su vida conyugal durará 19 años

 

Estará marcada por:

  • un proyecto de vivir la continencia en el matrimonio.
  •  después, por tener hijos, nueve, de los que sólo cinco sobrevivieron .

La correspondencia de la señora Martin revela el profundo amor que unió a la pareja.

Ella también describe su vida cotidiana:

  • la participación de Luis en la educación de las niñas…

 

  • su elección profesional al renunciar a su trabajo para ayudar a su esposa en la dirección de la empresa de encaje que había creado

 

  • la fe profunda que anima a la familia y hace que se preocupe por todos los que la rodean

 

  • las repercusiones de la vida social y religiosa de la época (fin del Segundo Imperio y nacimiento de la Tercera República…)

 

  • y, en fin, la larga y dolorosa prueba del cáncer que llevará a la señora Martin a la tumba el 28 de agosto de 1877, a los 46 años.

Tiempo de renunciamiento

Entonces comenzó para Luis el tiempo de viudedad y decidió ir a vivir a Lisieux, cerca de los Guerin, su familia política .

Algunas cartas de este época nos lo muestran como un padre atento con cada una de sus hijas y preparado para aceptar sus proyectos de vida religiosa . Después de la entrada de Teresa en el Carmelo, comenzó para él, el 1888, la prueba de la enfermedad que le llevará al Buen Salvador de Caen Durante periodos de mejora , se ocupó de los enfermos que le rodeaban Paralizado, volvió con su familia en el seno de la cual murió el 29 de julio de 1894. Tenía 71 años.

Celia Martin (1831- 1877)

Celia, hija del fin del siglo XIX, heredera de su época

Segunda hija de Isidoro Guerin y de Luisa-Juana Macé, Acelia María Guerin (siempre se la llamará Celia) nació el 23 de diciembre de 1831 en Gandelain , que pertenecia a Saint Denis sur Sarthon, en el Orne donde su padre, antiguo soldado del imperio, se había alistado en la gendarmería.

Fue bautizada al día siguiente de su nacimiento en la Iglesia de Saint Denis sur Sarthon . Una hermana, dos años mayor que ella, fue religiosa en la Visitación de Mans con el nombre de Sor María Dositea. Diez años después nació el único hermano, Isidoro, que fue el niño mimado de la familia.

Ella misma, en una carta a su hermano, define su infancia y juventud como : « tristes como una mortaja, pues si mi madre te mimaba, para mí, tú lo sabes, era demasiado severa ; era muy buena pero no sabía darme cariño, así que sufrí mucho. »

Esta educación marcará su carácter, su manera muy (demasiado ?) escrupulosa de vivir su espiritualidad .

Celia, mujer activa, directora de empresa, comprometida con la justicia…

Después de terminar sus estudios en el convento de la Adoración Perpetua , calle Lancrel, en Alençon, se sintió llamada a la vida religiosa pero, ante la negativa de la superiora, se orientó hacia la formación profesional iniciándose con gran éxito en la fabricación del famoso encaje de Alençon. Hacia finales de 1853 se instaló como « fabricante de encaje de Alençon » en la calle San Blas, número 36 y dio trabajo a domicilio a unas encajeras. La calidad de su trabajo hizo que su taller alcanzara mucha fama . Las relaciones que tuvo con su personal laboral, al que decía era preciso amar como a los miembros de su propia familia, con los vecinos y conocidos, nos la muestra siempre dispuesta a combatir las injusticias y a sostener a las personas que tenían necesidad. La doctrina evangélica conduce sus acciones.

Celia, amante esposa

En el mes de abril de 1858, Celia Guerin se cruza en el puente San Leonardo con un joven cuyo porte le impresiona…Es el relojero Luis Martin. Tres meses más tarde, el 12 de julio de 1858 , tuvo lugar el matrimonio civil a las diez de la noche y, dos horas más tarde, ya 13 de julio y en la intimidad, se celebró el matrimonio religioso en la iglesia de Nuestra Señora bajo la presidencia del abate Hurel , párroco de San Leonardo. El amor que sentía por su marido se puede ver en sus cartas : « Tu mujer que te ama más que a su vida » , « Te abrazo tanto como te amo ». Y esto no son sólo palabras : su más grande alegría fue estar juntos y compartir la vida cotidiana bajo la mirada de Dios.

Celia madre gozosa y probada

Celia experimentará alegrías y sufrimientos al ritmo en el que tienen lugar los nacimientos y las muertes en la familia . Así podemos leer en su correspondencia : « Amo a los niños con locura, he nacido para tenerlos… », Luego, después del nacimiento de Teresita, su última hija : « He sufrido mucho en mi vida ». La educación de sus hijas moviliza toda la energía de su corazón. La confianza era el alma de esta educación. Deseaba lo mejor para sus hijos… que fueran santos ! Esto no le impide organizar fiestas, juegos…La familia sabe divertirse.

Celia, enferma pero llena de confianza

Desde 1865, un ganglio en el seno derecho que degenerará en un cáncer traerá mucho sufrimiento a Celia. « Si Dios quiere curarme, estaré muy contenta pues, en el fondo de mi corazón, deseo vivir ; lo que me cuesta es dejar a mi marido y a mis hijas. Pero, por otra parte, me digo : si no me curo es que, quizá, será más útil que yo me vaya ».

El 28 de agosto de 1877 a las 12, 30 de la noche, rodeada de su marido y de su hermano, Celia entregó su alma a Dios.

Dejemos a Teresita las últimas líneas : « De mamá me gustaba la sonrisa, la mirada profunda que parecia decir : » La eternidad me llena de alegría y me atrae. Quiero ir al cielo a ver a Dios".

 

Los Padres de Teresita de Lisieux, siervos de Dios

Luis Martin (1823-1894) y Celia Guerin (1831-1877), padres de Santa Teresita, fueron declarados venerables el 26 de marzo de 1994 por el Papa Juan Pablo II.  El 19 de Octubre del 2008 fueron beatificados.

 

« Dios me ha dado un padre y una madre más dignos del cielo que de la tierra »

 

Santa Teresita del Niño Jesús y de la Santa Faz (Carta del 26 de julio de 1897) Dios fue lo más importante en la vida de los padres de Teresa. Esta quedará profundamente marcada por la gran fe y el fervor religioso de su familia.

Los procesos para las causas de Canonización de los Siervos de Dios, Luis Martin y Celia Guerin, padres de Santa Teresita del Niño Jesús, fueron instruídos separadamente por las diócesis de Bayeux y de Sées entre los años 1957 y 1960. Luego fueron enviados a Roma.

Las dos Causas, llevadas a cabo según el método histórico y presentadas a la Congregación para las causa de los santos en un único estudio o Positio, serán discutidas al mismo tiempo. Si la Iglesia lo decide, los dos esposos podrán ser glorificadoLas dos Causas, llevadas a cabo según el método histórico y presentadas a la Congregación s juntamente.

Los fieles están invitados a invocar conjuntamente a Luis Martin y Celia Guerin para obtener gracias y milagros por su intercesión.

Oración a los padres de Santa Teresita

Oración para pedir la canonización de Luis y Celia Martin y solicitar gracias por su intercesión.

Dios de eterno amor, que nos has dado en los beatos esposos Luis y Celia Martin un hermoso ejemplo de santidad vivida en el matrimonio.

Los dos conservaron su fe y su esperanza en medio de los trabajos y dificultades de la vida.

Y educaron a sus hijos para que llegaran a ser santos.

Qué su oración y ejemplo sostenga a las familias en la vida cristiana y nos ayuden a todos a caminar hacia la santidad.

Si tal es tu voluntad, concédenos la gracia que te pedimos por su intercesión e inscríbelos en el número de los santos de tu Iglesia.

Por Jesucristo, nuestro Señor.

Amén.

Testimonios...

  • Desde que mi nieto está en la facultad de Ciencias, no ceso de confiarlo a Santa Teresita y a los Señores Martin pidiéndoles que velen sobre él, especialmente en el periodo de exámenes. Jamás he dudado de su ayuda y sé que siempre me escuchan.

  • Gracias por el éxito de mi nieto. Ofrezco una misa de acción de gracias y una suscripción a Thérèse de Lisieux y animo a los lectores a rezar a los Señores Martin y a su Santa hija. - Una Abuelita. A. D.

  • Tenía artrosis y dificultades para caminar : Recé a Luis y a Celia Martin y les hice una novena. Desde entonces ando mucho mejor. Por eso les doy las gracias. - J. D. (Rhône)

  • Deseo que celebren dos misas en honor de Luis y Celia Martin para agradecerles las gracias obtenidas : resultados negativos de unos análisis de mi yerno cuando todos temíamos lo peor y el éxito de una operación, última posibilidad , que me acaban de hacer. A los Señores Martin les doy mis gracias más sinceras. - Señora P. (Haute-Garonne)

  • Doy gracias con toda mi alma a Celia y a Luis Martin a los que pedí vivamente que mi hija no se enemistara con sus cuñadas con motivo del reparto de la herencia de sus suegros. Estoy muy feliz porque aceptó la invitación a una comida con la familia de su marido y no hubo ningún problema. Mis más rendidas gracias a Celia y a Luis Martin y a mi querida Teresita. - Anónima

  • Después de tres novenas para pedir la beatificación de Luis y Celia Martin, he recibido la gracia de que una joven que iba ,desde hacía siete años, de un lugar a otro en su trabajo, ha logrado una gran mejora en él y , además, un contrato fijo.

  • Gracias a los padres de Teresita por su intercesión ante Nuestro Señor, según su santa voluntad. Yo sigo rezando para que esta joven encuentre la paz en su lugar de trabajo.

Fuente: http://www.therese-de-lisieux.catholique.fr/-Beatos-Luis-Celia-.html

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Santa Teresita Radio para agregar comentarios!

Únete a Santa Teresita Radio

…“Por fin he encontrado mi vocación, MI VOCACIÓN ES EL AMOR”… Santa Teresita del Niño Jesús

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN VOS CONFÍO...¡Que reines Corazón Divino!

¡Corazón de Jesús, tesoro de ternura, tú eres mi dicha,
mi única esperanza!
Santa Teresa de Lisieux.

"¡Qué grande es el poder de la oración!! Santa Teresita.

CLICK AQUI PARA LA NOVENA DE LAS 24 GLORIAS.pdf

CLICK AQUI PARA LA NOVENA MEDITADA.pdf

ROSARIO CON SANTA TERESITA.pdf

SANTOS LUIS Y CELIA, RUEGUEN E INTERCEDAN POR NOSOTROS Y POR NUESTRAS FAMILIAS.

..."Los santos esposos Luis Martin y María Azelia Guérin vivieron el servicio cristiano en la familia, construyendo cada día un ambiente lleno de fe y de amor; y en este clima brotaron las vocaciones de las hijas, entre ellas santa Teresa del Niño Jesús"... Papa Francisco.

 

HORA EN SANTA TERESITA RADIO

ESCUCHANOS AQUI

 

TAMBIEN PUEDES ESCUCHARNOS EN:


AYUDA A Santa Teresita Radio

       Queridos Hermanitos, agradecemos su generosidad para seguir cumpliendo con esta gran Misión de Amor y Servicio por medio de la Oración... Nuestro buen Dios les retribuya el ciento por uno.

      Unidos en Oración...

      Lluvia de Bendiciones.

HACER UNA DONACION AQUI

JUEVES EUCARISTICO... UNETE EN ORACION Y DEVOCION EN REPARACIÓN POR NUESTRAS FALTAS Y PECADOS.

© 2018   Creada por Santa Teresita.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio